Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

miércoles, 27 de enero de 2010

Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.El diezmo murió con el sacerdote levítico‏

El Redil del Buen Pastor ,apacentando ,Sanando,Curando , Alimentando al Hambriento y Necesitado de la Palabra de vida ..         JESUCRISTO LA VERDADERA Y SANA DOCTRINA. 


               

 

       


                         

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado Cargando la cruz de la negacion propia
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de esa cruz
que lleva a la
unión con Dios en su Reino.

1

          
Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos o doctrinas de hombres a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
                                                   EDIFICAOS LOS UNOS A LOS OTROS.


Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.El diezmo murió con el sacerdote levítico

Hebreos 7
¿QUIEN ES MELQUISIDEC?


 1 Porque este Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, salió al encuentro de Abraham que volvía de derrotar a los reyes, y le bendijo.
 2 Asimismo, le dio Abraham los diezmos de todo. En primer lugar, su nombre significa "rey de justicia", y también era rey de Salem, que significa "rey de paz".
 3 Sin padre ni madre ni genealogía, no tiene principio de días ni fin de vida; y en esto se asemeja al Hijo de Dios, en que permanece sacerdote para siempre.
 4 Mirad, pues, cuán grande fue aquel a quien aun el patriarca Abraham le dio los diezmos del botín.
 5 Ciertamente, aquellos descendientes de Leví que han recibido el sacerdocio tienen, según la ley, mandamiento de recibir los diezmos del pueblo, es decir, de sus hermanos, aunque ellos también son descendientes de Abraham.
 6 Pero aquel, cuya genealogía no es contada entre ellos, recibió los diezmos de Abraham y bendijo al que tenía las promesas.
 7 Indiscutiblemente, el que es menor es bendecido por el mayor.
 8 Aquí los hombres que mueren reciben los diezmos, mientras que allí los recibe aquel acerca de quien se ha dado testimonio de que vive.
 9 Y por decirlo así, en la persona de Abraham también Leví, el que recibe los diezmos, dio el diezmo.
 10 Porque él todavía estaba en el cuerpo de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.
 11 Ahora bien, si fuera posible lograr la perfección por medio del sacerdocio levítico (porque bajo éste el pueblo ha recibido la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?
 12 Porque de haber cambio de sacerdocio, es necesario que también se haga cambio de ley.
 13 Pues aquel de quien se dice esto es de otra tribu, de la cual nadie ha servido en el altar.
 14 Porque es evidente que nuestro Señor nació de la tribu de Judá, sobre la cual Moisés no dijo nada en cuanto al sacerdocio.
 15 Esto es aun más evidente si otro sacerdote se levanta a la semejanza de Melquisedec,
 16 quien no ha sido constituido conforme al mandamiento de la ley acerca del linaje carnal, sino según el poder de una vida indestructible.
 17 Pues de él se da este testimonio: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.
 18 A la verdad, el mandamiento anterior [el sacerdocio levítico con sus diezmos] fue abrogado1 por ser ineficaz e inútil,
 19 porque la ley no perfeccionó nada. Sin embargo, se introduce una esperanza mejor, por la cual nos acercamos a Dios.
 20 Y esto no fue hecho sin juramento [de Dios mismo].
 21 Los otros fueron hechos sacerdotes [de los levitas] sin juramento, mientras que éste lo fue por el juramento del que le dijo: Juró el Señor y no se arrepentirá: "Tú eres sacerdote para siempre."
 22 De igual manera, Jesús ha sido hecho fiador de un pacto superior.
 23 A la verdad, muchos fueron hechos sacerdotes, porque debido a la muerte no podían permanecer.
 24 Pero éste, porque permanece para siempre, tiene un sacerdocio perpetuo.
 25 Por esto también puede salvar por completo a los que por medio de él se acercan a Dios, puesto que vive para siempre para interceder por ellos.
 26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: [Jesús] santo, inocente, puro, apartado de los pecadores2 y exaltado más allá de los cielos.
 27 Él no tiene cada día la necesidad, como los otros sumos sacerdotes, de ofrecer sacrificios, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.
 28 La ley constituye como sumos sacerdotes a hombres débiles; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, constituyó al Hijo, hecho perfecto para siempre.




1 El sacerdocio levítico fue instruido a pedir diezmos.

Después del sacrificio de Cristo, donde dio su vida como garantía por todos los hombres, él se estableció a sí mismo como el nuevo sacerdocio eterno. Por lo tanto el sacerdocio levítico fue cancelado, abolido, anulado; y por lo tanto también fueron los diezmos. El diezmo murió con el sacerdote levítico; las únicas referncias al diezmo en el Nuevo Testamento son la afirmación de justicia propia de un fariseo, y la explicación de su eliminación en Hebreos.

El apóstol Pablo instruyó a la gente a ahorrar fondos de lo que tuvieran en exceso, pero estaba allí para ayudar a los pobres, en especial el gran número de hermanos pobres en Jerusalén. Ayudar a los pobres no incluye mantener pastores que se han nombrado a sí mismos o mantener un templo no ordenado o algún otro edificio. Jesús, Pablo, y PedroDe gracia (sin paga) habéis recibido; dad de gracia (sin cobrar)." Mat 10:8. Estas son las muchas falacias de los diezmos: todos negaron a aquellos que solicitaban dinero por predicar; y como Cristo instruyó a sus discípulos:


  1. El sacerdocio levítico es el único sacerdocio que fue instruído por Dios para pedir una décima parte del producto de la tierra.
    Los sacerdocios de antes o después no recibieron tal instrucción. Para ser un sacerdote que pudiera aceptar diezmos, usted tenía que ser descendiente de Leví.
    (Note un tema relacionado: El templo en Jerusalén era el único templo que Dios quizo o que mandó a construir.
    Los edificios de las iglesias, catedrales, y otros monumentos al orgullo del hombre no son deseados por Dios y son despreciables ante él,
    porque el Altísimo no habita en casas hechas por mano, Hechos 7:48-9
    Él quiere habitar en usted con Cristo en su reino glorioso — después que usted sea purificado.)
  2. Las tierras limitaban los diezmos a los granos, ganado, aceite, fruta, etc. — los frutos de la tierra. Dios había distribuído la tierra a todas las
    tribus judías excepto a los levitas; de modo que una porción de la producción de la tierra estaba destinada a los levitas, y para proveer para los pobres
    .
    El diezmo se daba del incremento de un año al otro, no del total — sólo del incremento.
  3. Los diezmos eran recibidos por los sacerdotes levitas sólo en un lugar seleccionado y especificado por el Señor.
  4. Debido a que el producto de la tierra eran alimentos, se suponía que la gente debía comer los alimentos con sus hijos, sus siervos, y
    cualquier levita que viviera dentro de los límites de sus tierras
    , con agradecimiento y regocijo al Señor;
    y esta comida de celebración y acción de gracias debía ser comida en un lugar especial escogido por el Señor.
  5. Después de comer en celebración al Señor, cualquier exceso debía ser guardado en un granero, en un lugar escogido por el Señor,
    para ser distribuídos por los levitas a los forasteros, las viudas, y los huérfanos — como provisión para socorrer a los pobres.
  6. El dinero no era parte de los diezmos con una excepción. Si la distancia al lugar escogido por el Señor era muy lejos para viajar con los diezmos de la comida, los alimentos que debían diezmarse eran vendidos por dinero. Entonces la persona debía viajar al lugar, con el dinero, comprar cualquier alimento que disfrutara en particular, y después comer la comida en una celebración como la descrita en el número 4.
  7. LO MÁS IMPORTANTE: Cristo eliminó y abolió el sacerdocio levítico. Él se convirtió en el nuevo sacerdocio. De modo que el mandamiento dado al sacerdocio levítico debía ser eliminado también. Cristo eliminó el diezmo, así como también eliminó las ordenanzas y el antiguo pacto. Cualquier ministro que trate de pedir diezmos es una abominación, ya que niega el sacerdocio eterno de Cristo Jesús, mostrando su ignorancia de las escrituras, falta de formación o autorización por el Espíritu Santo, y su naturaleza codiciosa como un lobo vestido con vestiduras de oveja.

2 Jesús que es santo, inocente, puro, apartado de los pecadores.
Si Jesús es separado de los pecadores, ¿dónde van los pecadores salvos por gracia? Ellos no van al cielo con Jesús, ¡porque él está separado de los pecadores! Jesús expulsó a Satanás y sus ángeles del cielo por sus pecados. Jesús expulsó a Adán y Eva del paraíso por sus pecados.
Ahora a los cristianos pecadores se les ha dicho que irán al cielo, pero Jesús está separado de los pecadores. A los cristianos pecadores se les ha dicho que son la novia de Cristo, que se desposará con Jesús, pero Jesús está separado de los pecadores. Los ministros le dicen a los cristianos pecadores que ellos forman parte del cuerpo de Cristo, pero Jesús está separado de los pecadores.
¿Cómo puede un pecador llegar a ser parte de Jesús, que es santo, inocente, sin mancha, y separado de los pecadores, sin profanarse a sí mismo y todos los que están con él?
Pero podemos llegar a ser la novia de Cristo, y podemos llegar a ser parte del cuerpo de Cristo, y podemos estar en el cielo con Jesús, si nos acercamos a él para ser limpiados y purificados. Esta limpieza y purificación son necesarias y son el resultado de negarse a sí mismo y tomar la cruz de la obediencia. No hay pecadores salvos por gracia, sólo hay ex pecadores salvos por gracia. Ser salvo es ser liberado de los pecados; por lo que un pecador salvo por gracia es una contradicción.




Hebreos 8


 1 En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos tal sumo sacerdote que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos,
 2 ministro del lugar santísimo y del verdadero tabernáculo que levantó el Señor y no el hombre.
 3 Porque todo sumo sacerdote es puesto para ofrecer ofrendas y sacrificios; de ahí que era necesario que él también tuviera algo que ofrecer.
 4 Si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, porque ya hay sacerdotes que presentan ofrendas según la ley.
 5 Ellos sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le había advertido a Moisés cuando estaba por acabar el tabernáculo, diciendo: Mira, harás todas las cosas conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte.
 6 Pero ahora Jesús ha alcanzado un ministerio sacerdotal tanto más excelente por cuanto él es mediador de un pacto superior, que ha sido establecido sobre promesas superiores.
 7 Porque si el primer pacto hubiera sido sin defecto, no se habría procurado lugar para un segundo [pacto].
 8 Porque reprendiéndoles dice: "He aquí vienen días," dice el Señor, "en que concluiré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto;
 9 no como el pacto que hice con sus padres en el día en que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto. Porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo dejé de preocuparme por ellos," dice el Señor.
 10 "Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días," dice el Señor. "Pondré mis leyes en la mente de ellos y en sus corazones las inscribiré.1 Y yo seré para ellos Dios, y para mí ellos serán pueblo.
 11 Nadie enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: 'Conoce al Señor'; porque todos me conocerán, desde el menor de ellos hasta el mayor.
 12 Porque seré misericordioso en cuanto a sus injusticias y jamás me acordaré de sus pecados."
 13 Al decir "nuevo pacto", ha declarado caduco al primero; y lo que se ha hecho viejo y anticuado está a punto de desaparecer.



Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente
en las versiones Reina Valera 1960, Nueva Intl, Reina Valera 1995, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.



1 El nuevo pacto es diferente.
El pacto antiguo consistía en leyes escritas en piedra, era externo; los sacerdotes debían leer las palabras de la Ley, para ser oídas por oídos externos. El pacto nuevo es interno: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Los mandamientos nuevos son la palabra de Dios, oída desde el interior del hombre, en su corazón: Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos. Rom 10:8. Esta palabra de Dios, dentro del corazón del hombre, oída por los oídos del alma: Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo. Rom 10:17. Esta palabra de Dios discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Heb 4:12.

Más acerca de Cristo, el nuevo pacto interno: te asiré de la mano. Te guardaré y te pondré como pacto para el pueblo, y como luz para las naciones, a fin de que abras los ojos que están ciegos y saques de la cárcel a los presos, y de la prisión a los que moran en las tinieblas. Isaías 42:6-7. Y así ha dicho Jehovah: "En tiempo favorable te he respondido, y en el día de salvación te he ayudado. Te guardaré y te pondré por pacto para el pueblo, a fin de que restablezcas la tierra, Isaías 49:8. Y el Señor dijo: Poca cosa es que tú seas mi siervo para levantar a las tribus de Israel y restaurar a los sobrevivientes de Israel. Yo te pondré como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra. Isaías 49:6. Y las naciones andarán en tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer. Isaías 60:3.







Ahora, el Antiguo Testamento se enfocaba en la observanza externa de reglas, leyes, ordenanzas, rituales, etc. El nuevo pacto de Cristo es interno, enfocado en la circuncisión del corazón, el lavado del corazón, la purificación del corazón, la purificación del alma — para que ese creyente lavado y purificado puede ser unido en casamiento espiritual con el espíritu de Cristo; para formar una criatura completamente nueva, con un corazón y un espíritu nuevo, y una mente renovadaCristo y Dios en unión, viviendo en su luz, caminado por su inspiración y su energía, ya no viviendo en su propia voluntad, sino la voluntad de Dios. unida con



Hebreos 9


 1 Ahora bien, el primer pacto tenía reglamentos acerca del culto y del santuario terrenal.
 2 El tabernáculo fue dispuesto así: En la primera parte, en lo que llaman el lugar santo, estaban las lámparas, la mesa y los panes de la Presencia.
 3 Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo que se llama el lugar santísimo.
 4 Allí estaba el incensario de oro y el arca del pacto enteramente cubierta con oro. En ella estaban un vaso de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las tablas del pacto.
 5 Sobre ella, los querubines de la gloria cubrían el propiciatorio. De todas estas cosas no podemos hablar ahora en detalle.
 6 Estas cosas fueron dispuestas así: En la primera parte del tabernáculo entraban siempre los sacerdotes para realizar los servicios del culto.
 7 Pero en la segunda, una vez al año, entraba el sumo sacerdote solo, no sin sangre, la cual ofrecía por sí mismo y por los pecados que el pueblo cometía por ignorancia.
 8 Con esto el Espíritu Santo daba a entender que todavía no había sido mostrado el camino hacia el lugar santísimo, mientras estuviese en pie la primera parte del tabernáculo.
 9 Esto es una figura para el tiempo presente, según la cual se ofrecían ofrendas y sacrificios que no podían hacer perfecto, en cuanto a la conciencia [con la memoria de los pecados pasados], al que rendía culto.
 10 Éstas son ordenanzas de la carne, que consisten sólo de comidas y bebidas y diversos lavamientos, impuestas hasta el tiempo de la renovación.
 11 Pero estando ya presente Cristo, el sumo sacerdote de los bienes que han venido, por medio del más amplio y perfecto tabernáculo no hecho de manos, es decir, no de esta creación,
 12 entró una vez para siempre en el lugar santísimo, logrando así eterna redención, ya no mediante sangre de machos cabríos ni de becerros, sino mediante su propia sangre.
 13 Porque si la sangre de machos cabríos y de toros, y la ceniza de la vaquilla rociada sobre los impuros, santifican para la purificación del cuerpo,
 14 ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará nuestras conciencias de las obras muertas para servir al Dios vivo!
 15 Por esta razón, también es mediador del nuevo pacto, para que los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna, ya que intervino muerte para redimirlos de las transgresiones bajo el primer pacto.
 16 Porque donde hay un testamento, es necesario que se presente constancia de la muerte del testador [la persona que hace el testamento].
 17 El testamento es confirmado con la muerte, puesto que no tiene vigencia mientras viva el testador.
 18 Por esto, ni aun el primer testamento fue inaugurado sin sangre.
 19 Porque habiendo declarado Moisés todos los mandamientos según la ley a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos junto con agua, lana escarlata e hisopo, y roció al libro mismo y también a todo el pueblo,
 20 diciendo: Ésta es la sangre del pacto, el cual Dios os ha ordenado.
 21 Y roció también con la sangre el tabernáculo y todos los utensilios del servicio;
 22 pues según la ley casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón.
 23 Era, pues, necesario purificar las figuras de las cosas celestiales con estos ritos; pero las mismas cosas celestiales, con sacrificios mejores que éstos [sangre de animales].
 24 Porque Cristo no entró en un lugar santísimo hecho de manos, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios a nuestro favor.
 25 Tampoco entró para ofrecerse muchas veces a sí mismo, como entra cada año el sumo sacerdote en el lugar santísimo con sangre ajena.
 26 De otra manera, le habría sido necesario padecer muchas veces desde la fundación del mundo. Pero ahora, él se ha presentado una vez para siempre en la consumación de los siglos, para quitar el pecado mediante el sacrificio de sí mismo.
 27 Entonces, tal como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después el juicio,
 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para quitar los pecados de muchos. La segunda vez, ya sin relación con el pecado, aparecerá para salvación a los que le esperan.1



Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente
en las versiones Reina Valera 1960, Nueva Intl, Reina Valera 1995, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.



1 La segunda vez, ya sin relación con el pecado, aparecerá para salvación a los que le esperan.

Note que él aparece para traer salvación. Pero él no trae salvación a todo el mundo — sólo a los que le esperan. Tampoco es su venida para todo el mundo, sólo a aquellos que están esperándole, y que le aman obedeciéndole. La salvación ocurre cuando Él aparece en el interior para traer salvación a aquellos que le han esperado, escuchado, oído, y obedecido — aquellos que le aman, y que son guardados por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación preparada para ser revelada en el tiempo final. 1 Ped 1:5. Cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro. 1 Juan 3:2-3.

Esta es la segunda venida, la revelación de Cristo, en los corazones de los creyentes individuales;
en aquellos que han preparado el camino para él en sus corazones para que el Señor entre, sea revelado, y gobierne como Señor.
Aquel, que ha estado escondido en el interior, es revelado. Como Pablo dijo: Dios tuvo a bien revelar a su Hijo en mí para que yo le anunciase.
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón puro, usted está ahora, y estará para siempre, excluído del cielo.
Él aparece al corazón purificado de un creyente — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez a los puros de corazón.
Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.
La estrella de la mañana aparece en sus corazones. 2 Ped 1:19.

Jesús es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6
.




Hebreos 5
 1 Pues todo sumo sacerdote que es tomado de entre los hombres es constituido para servicio a favor de los hombres delante de Dios, para que ofrezca ofrendas y sacrificios por los pecados.
 2 Él puede sentir compasión de los ignorantes y de los extraviados, ya que él también está rodeado de debilidad.
 3 Y por causa de esta debilidad debe ofrecer sacrificio, tanto por sus propios pecados como por los del pueblo.
 4 Y nadie toma esta honra [del sacerdocio] para sí, sino porque ha sido llamado por Dios, como lo fue Aarón.
 5 Así también Cristo no se glorificó a sí mismo para ser hecho sumo sacerdote, sino que le glorificó el que le dijo: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy.
 7 Cristo, en los días de su vida física, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído por su temor reverente.
 8 Aunque era Hijo, aprendió la obediencia por lo que padeció.
 9 Y habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen,1
 10 y fue proclamado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.
 11 De esto tenemos mucho que decir, aunque es difícil de explicar, porque habéis llegado a ser tardos para oír.
 12 Debiendo ser ya maestros por el tiempo transcurrido, de nuevo tenéis necesidad de que alguien os instruya desde los primeros rudimentos de las palabras de Dios.2 Habéis llegado a tener necesidad de leche y no de alimento sólido.
 13 Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño.
 14 Pero el alimento sólido es para los maduros, para los que por la práctica [las enseñanzas] tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal.


1 Él [Jesús] llegó a ser Autor y fundador de la eterna salvación para todos los que le obedecen.

¡Note! para los que le obedecen — porque si usted realmente cree, usted irá a él y escuchará en silencio; y si usted cree que ha oído a Jesús hablarle, usted le obedecerá. Si usted no le obedece, usted es igual que los judíos quienes dijeron que Moisés era su padre, pero no obedecieron ni practicaron las cosas que Moisés enseñó. Qué nos manda a hacer: Buscar primeramente el reino del cielo que está que está dentro de usted, que no viene con señales externas o visibles.
2 Las enseñanzas de la palabra de Dios vienen por el oír la palabra dentro de su corazón y en sus labios; o si usted es tan afortunado como para vivir en un tiempo cuando un verdadero profeta puede hablar la palabra de Dios, a medida que es inspirado por Dios, esas palabras le pueden enseñar; su corazón da testimonio de su veracidad. Pablo y Pedro escribieron frecuentemente de hablar la palabra de Dios, (esto no es leer las escrituras). Pablo dijo: De estas cosas estamos hablando, no con las palabras enseñadas por la sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, interpretando lo espiritual por medios espirituales. 1 Cor 2:13. Pedro dijo: Si alguien habla, hable conforme a las palabras de Dios. 1 Pedro 4:11. Son las palabras de Dios, habladas por el espíritu que cuando se oyen, pueden llevar el corazón a la vida, que testifican de la verdad de las palabras, que nos convencen de la verdadera esperanza. De otra manera la verdadera esperanza sólo puede ser impartida por el Espíritu Santo directamente a su corazón, al escuchar silenciosamente sus enseñanzas.

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación.– 1 Pedro 2:2

¿Alguna vez ha estado en una habitación llena de niños: bebés llorando, pequeños gritando por juguetes y empujándose y quejándose para salirse con la suya? Es algo que podría mantenerlo muy ocupado, ¿no es cierto?

Cuando un grupo de niños espirituales se reúnen, sucede casi de la misma manera. Por supuesto, no hay nada malo en ser un niño espiritual. Todos comenzamos de esa forma. Cuando nacemos en el reino de Dios, somos parecidos a los niños recién nacidos. No somos muy fuertes ni estamos muy desarrollados. Tropezamos cuando tratamos de aprender a vivir en nuestro nuevo ambiente. Así es como todos empezamos. Pero Dios nunca quiso que nos quedáramos de esa manera.

Es por eso que en 1 Pedro 2:2 dice que debemos desear "como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada". Dios quiere que crezcamos, que nos alimentemos de su Palabra y que pasemos de la leche a la carne de la Palabra para que nos desarrollemos y lleguemos a ser hijas e hijos maduros.

Comience ahora a buscar el alimento que necesita en la Palabra y disfrute la recompensa de crecer en Cristo.

Lectura Bíblica : Efesios 4:12-16.

A fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error; sino que hablando la verdad en amor, crezcamos en todos los aspectos en aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, de quien todo el cuerpo (estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen), conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.


Amados, Dios me hace sentir en mi corazón que te diga que NO TE RINDAS, el enemigo quiere verte derrotado, más Dios te llamo para SER MAS QUE VENCEDOR EN CRISTO.

Toma fuerzas de donde no las hay, saca fe de donde no hay mas, levántate, sacúdete el polvo e inténtalo nuevamente, NO TE RINDAS, por favor, NO TE RINDAS.



(Cualquiera buena cosa que esté en este sitio no es por nosotros, sino para la gloria de Jesucristo y el Padre. No estamos afiliados con ninguna de las sectas deficientes o religiones, incluyendo a los CRISTIANOS DE LA SECRETA. Es para seguidores de Cristo en Espiritu y Verdad.. Queremos que usted sea enseñado por Jesús mismo. No buscamos contribuciónes. No tenemos nada a la venta en este sitio, ni tampoco ningún anuncio. Porque gratuitamente hemos recibido, y gratuitamente damos).

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg