Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

sábado, 23 de enero de 2010

No juzguemos, de eso se encargará Dios

El Redil del Buen Pastor ,apacentando ,Sanando,Curando , Alimentando al Hambriento y Necesitado de la Palabra de vida ..         JESUCRISTO LA VERDADERA Y SANA DOCTRINA. 




El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado Cargando la cruz de la negacion propia
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de esa cruz
que lleva a la
unión con Dios en su Reino.

1

          
Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos o doctrinas de hombres a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
                                                   EDIFICAOS LOS UNOS A LOS OTROS.



No juzguemos, de eso se encargará Dios

Dios quiere que comencemos a pensar en la comprensión y el amor por los demás y no tanto por la justicia ya que El es quién se encarga de eso.

“No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados, perdonad y seréis perdonados… ¿por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?”.  Lucas 6:37.41


Una de las cosas que el hombre hace más rápido, es juzgar a los demás.
Es interesante que Jesús está hablando a los discípulos y  la multitud y a ellos es a quienes les dice que no juzguen.


Lo hace porque esto es algo que no nos corresponde a nosotros. Dice Jesús en Juan 8:15 “Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie. Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre”.


Nuestra carne juzga según intereses propios o extraños.  Nadie puede conocer el corazón y las intenciones, por eso ningún tribunal juzga intenciones, sino hechos.

Dios quiere que comencemos a pensar en la comprensión y el amor por los demás y no tanto por la justicia ya que El es quién se encarga de eso. Dios está promoviendo la actitud de prudencia.


Jesús mismo dice en Juan 12:47-48 “el que oye mis palabras y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quién le juzgue; la palabra que he hablado, ella  le juzgará en el día postrero”.


Aquí no es cuestión de lo que pensamos, según nos parece, o de acuerdo a lo que sentimos, muchas veces las emociones nos hacen equivocar en nuestras apreciaciones. Pero la Palabra que  Jesús nos ha hablado está escrita.  Jesús debe ser nuestro ejemplo El no vino a juzgar, vino a salvar. Si nosotros pensaríamos así, seríamos parte de la solución y no parte del problema, enfrentaríamos las cosas buscando solucionarlas y no buscando condenar a los otros.
Dice Dios en la carta de Santiago 4:12  “Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?


Miremos pues nuestra viga primero,antes de jusgar el hermano.

Una de las cosas que he  aprendido en el ministerio es que cuando alguien piensa mal de otro es porque en su mente es culpable de lo mismo. Dios quiere que miremos para adentro, que nos examinemos a nosotros mismos, veamos lo que tenemos que corregir y lo corrijamos.
¡Señor ayúdame a examinarme a mí mismo a cada momento antes de señalar a otros!





Antes de juzgar a alguien pide sabiduría a Dios

Es fácil juzgar a otros, cuando no conocemos los motivos que fomentaron sus actos

1555-11-14-08-hombre

JUAN 12
                                              ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?



39 Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías: 40 Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón, Y se conviertan, y yo los sane. 41 Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él. 42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. 43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.
44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; 45 y el que me ve, ve al que me envió. 46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. 47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. 48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. 49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. 50 Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.





1 CORINTIOS 6


1 ¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos? 2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? 4 Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia? 5 Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos, 6 sino que el hermano con el hermano pleitea en juicio, y esto ante los incrédulos?
7 Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados? 8 Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos.


NO CONOCEMOS CUAL ES LA PAJA DEL OJO DEL HERMANO


9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.


APARTAOS DE LAS COSAS QUE NO EDIFICAN.


12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. 14 Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder. 15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. 16 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca. 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.



SI SIENTES LA NECESIDA DE JUSGAR ESPERA EL TIEMPO DE DIOS



25 Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 26 Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible. 27 Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos? 28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. 29 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. 30 Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.

MATEO 6
1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.

Deje que Dios lo transforme en alguien “Completamente nuevo”

Dios tiene la transformación para ti. Y esto no requiere una actividad religiosa incesante ni una fuerza de voluntad de hierro. Lo único que hace falta es que tu corazón este dispuesto

 Si uno esta dispuesto a permitirle que lo haga.
No sigas tratando de vivir la vida cristiana por la fuerza. Más bien, toma conciencia del cambio extremo que Dios desea aplicar en ti y la manera sabia y amorosa en que lo llevara a cabo. La vida nunca será igual cuando seas completamente nuevo.

Permita que la Gracia lo transforme (1.Juan,2-27)

 27 Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él.
ROMANOS 5

5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
LUCAS 11
11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?






SED HACEDORES DE LA PALBRA




MATEO 6



2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensaráen público.
5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensaráen público.
7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. 9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
16 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, 18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensaráen público.
19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
22 La lámpara del cuerpo es el ojo; asíque, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estarálleno de luz; 23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estaráen tinieblas. Asíque, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? 28 Y por el vestido, ¿por quéos afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. 30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
34 Asíque, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

JESUS ES EL CAMINO LA VERDA Y LA VIDA

Un encuentro con la gracia de Dios cambia la vida para siempre. Permita que le muestre como la misericordia transformadora que capturó’ al Apóstol Pablo puede despertar en usted una experiencia fresca del Dios que le ama sin temor y le busca con ímpetu.


“Golpeó’ al más traicionero enemigo de la Iglesia Cristiana en un camino a Damasco en el año 45 d.C. (…..) y El se convirtió’ en el más grande mensajero del Evangelio” y puede liberarlo a usted también de cualquier recuerdo vergonzoso, herida abierta, error inconcebible o decisión voluntaria.

¿ESTA USTED REALMENTE EN CRISTO?
Jesús nos dijo que mucha gente que estaban convencidos que son cristianos, que lo llamaron Señor, que incluso hicieron milagros en su nombre, serían rechazados por él en el juicio — porque todavía practicaban el mal, todavía pecaban, y por lo tanto todavía eran esclavos del pecado. Obviamente no estaban en su nombre, aunque ellos dijeron que estaban actuando en su nombre. Obviamente él todavía no era su Señor en pensamiento, palabra, y acción — aunque lo llamaron Señor.






Este sitio está diseñado para destruir la esperanza falsa, creada al tomar un grupo de escrituras, así como Juan 3:16, aisladamente, ignorando el resto; y para mostrarle la verdadera esperanza. Cuando usted comprende y cree en esta esperanza verdadera, el poder de Dios para cambiarlo es liberado.
 El nombre de Jesús, la fe en el evangelio verdadero, y la cruz de Cristo son el poder de Dios para hacerlo a usted una criatura completamente nueva. Todo lo demás en cristiandad falsa, basada falsamente en la presunción.
 La cristiandad ha descartado la cruz de Cristo, perdiendo así la promesa de Dios.
Tomando un solo versículo, o incluso un grupo de escrituras, mientras que se ignora el resto, es un error desastroso - universal en la cristiandad; que está creando hipócritas - aquellos que hablan acerca de ser religiosos mientras caminan en el pecado.
 Esto es intentar hacer de la perla de gran precio una oración del pecador sin costo, y después mojarse. Para salvar su alma, usted debe perder su vida carnal, porque usted no puede agradar a Dios en la carne.



(Cualquiera buena cosa que esté en este sitio no es por nosotros, sino para la gloria de Jesucristo y el Padre. No estamos afiliados con ninguna de las sectas deficientes o religiones, incluyendo a los CRISTIANOS DE LA SECRETA. Es para seguidores de Cristo en Espiritu y Verdad.. Queremos que usted sea enseñado por Jesús mismo. No buscamos contribuciónes. No tenemos nada a la venta en este sitio, ni tampoco ningún anuncio. Porque gratuitamente hemos recibido, y gratuitamente damos).

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg