Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

sábado, 16 de enero de 2010

LO QUE HA FALTADO ES PODER DE DIOS‏

El Redil del Buen Pastor ,apacentando ,Sanando,Curando , Alimentando al Hambriento y Necesitado de la Palabra de vida ..         JESUCRISTO LA VERDADERA Y SANA DOCTRINA. 



El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.
1
          
Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
EDIFICAOS LOS UNOS A LOS OTROS.

 El Espíritu y la Esposa dicen: «¡Ven!» El que oye, diga: «¡Ven!» Y el que tiene sed, venga. El que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida. Apoc 22:17


LO QUE HA FALTADO ES PODER DE DIOS




ROMANOS 1.
16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. 17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.


Sin el poder de Dios obrando en usted, no hay victoria, no se puede vencer. Hay tres fuentes de donde el poder de Dios es liberado para purificarlo:

1)EL PODER EN LA VERDADERA ESPERANZA Y EL EVANGELIO.


ROMANOS 1:16


 16 Porque no me avergüenzo del evangelio; pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primero y también al griego.


ROMANOS 8:24



 24 Porque fuimos salvos con esperanza;6 pero una esperanza que se ve no es esperanza, pues ¿quién sigue esperando lo que ya ve? [La salvación debe ser experimentada, vista, no asumida. Esperamos aquello que no hemos visto todavía, la salvación (en el versículo siguiente), pero la esperamos con paciencia, para ver que es traída a nosotros. En esta vida presente somos salvados por la esperanza de: ser enseñados por Dios, ver a Dios, ser liberados por el pecado, ser limpiados, purificados, perfeccionados, llevados a la santidad, y después a la unión con Dios, entrar en el reino, y más.]

2)EL PODER DE LA CRUZ INTERIOR DE LA NEGACION PROPIA


1 CORINTIOS 1:18

   18 Porque para los que se pierden, el mensaje de la cruz es locura; pero para nosotros que somos salvos, es poder de Dios.


3) EL PODER EN EL NOMBRE DE JESUS.

JUAN 1:12

 

 12 Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios.



Hoy el cristianismo está sin la cruz y sin la verdadera esperanza; y así, sin el poder de Dios, dejado sólo como una apariencia (cascarón vacío) del cristianismo original, sin la nueva vida de la nueva criatura, sin santidad, revolcándose en el pecado, haciendo alarde de su imperfección, pereciendo, cuyo fin es la destrucción.

Filipenses 3:18-19 18 Porque muchos andan por ahí, de quienes os hablaba muchas veces, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo.
 19 El fin de ellos será la perdición; su dios es su estómago [apetito]; su gloria se halla en su vergüenza; y piensan solamente en lo terrenal.

Porque sin el poder de Dios que es liberado para cambiar al hombre, su corazón está lleno de pecado y es inaceptable para Dios, independientemente de lo que sus labios puedan decir como forma de culto.

La verdadera esperanza se encuentra detallada en Juan 14 y Juan 17 con los comentarios y las notas. Estos escritos están allí para mostrarnos cómo llevar la cruz interna de la negación propia con obediencia a su palabra que es hablada y escuchada, mientras meditamos en el nombre de Jesús: la combinación de todos, para acceder al cambio, el poder infinito de Dios para obrar en usted, limpiándolo, purificándolo, liberándolo de todo pecado, y llevarlo a la unión con Dios en su reino, mientras esté en la tierra y para siempre.

1 Juan 1:7,9 7 Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado.
 9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.


FELIPE, Y LE DIJO: SIGUEME (JUAN 1:42).

¿Para dónde estamos siguiendo? ¿Estamos sin rumbo? ¿Estamos
siguiendo para dónde apunta nuestra nariz? ¿Estamos
siguiendo personas dudosas o caminos indicados por amigos
sin saber si son buenos o malos? Cuando seguimos a Cristo,
no apenas contamos con Su protección como tenemos pleno
conocimiento del lugar adonde estamos yendo.


JUAN 14


 1 [Este capítulo (Juan 14) junto con Juan 17 son los dos grandes capítulos de la Biblia para describir la esperanza verdadera y las buenas nuevas verdaderas que Jesús vino a predicar.]


No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios; creed también en mí.


 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay. De otra manera, os lo hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
3 Y si voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré conmigo;1 para que donde yo esté, vosotros también estéis. [Esto se aplica a todos sus discípulos, ahora y entonces; se refiere a ser trasladados hacia el reino de los cielos, y para ser resucitados con Cristo y sentarnos en lugares celestiales con Cristo.]
 4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
 5 Le dijo Tomás: --Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo podemos saber el camino?
 6 Jesús le dijo: --Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
 7 Si me habéis conocido a mí, también conoceréis a mi Padre; y desde ahora le conocéis y le habéis visto.
 8 Le dijo Felipe: --Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
 9 Jesús le dijo: --Tanto tiempo he estado con vosotros, Felipe, ¿y no me has conocido? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo, pues, dices tú: "Muéstranos el Padre"?
 10 ¿No crees que yo soy en el Padre y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo de mí mismo; sino que el Padre que mora en mí hace sus obras.
 11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creed por las mismas obras.
 12 De cierto, de cierto os digo que el que cree en mí, él también hará las obras que yo hago. Y mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre.
 13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
 14 Si me pedís alguna cosa en mi nombre, yo la haré.
 15 Si me amáis, guardaréis mis mandamientos.
 16 Y yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre.2
 17 Éste es el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Vosotros lo conocéis, porque permanece con vosotros y está en vosotros.
 18 No os dejaré huérfanos; volveré a vosotros.
 19 Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Porque yo vivo, también vosotros viviréis.
 20 En aquel día vosotros conoceréis que yo soy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.3
 21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.4
 22 Le dijo Judas, no el Iscariote: --Señor, ¿cómo es que te has de manifestar a nosotros y no al mundo? [Esto significa que Jesús sólo aparece por segunda vez a aquellos discípulos que le han obedecido, para ser purificados, y que están esperando su regreso. Él apareció en el corazón del hombre; pero está escondido para el mundo. Entonces esto se aplica a todos los verdaderos discípulos, que llevan su cruz para crucificar sus deseos y afectos, 2000 años atrás hasta ahora.]
 23 Respondió Jesús y le dijo: --Si alguno me ama, mi palabra guardará. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada5 con él. [en su corazón; y ellos viven en un reino que también también le traen a usted].
 24 El que no me ama no guarda [y obedece] mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me envió.
 25 Estas cosas os he hablado mientras todavía estoy con vosotros.
 26 Pero el Consolador, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas6 y os hará recordar todo lo que yo os he dicho.
 27 La paz os dejo, mi paz os doy. No como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
 28 Oísteis que yo os dije: "Voy y vuelvo a vosotros." Si me amarais, os gozaríais de que voy al Padre, porque el Padre es mayor que yo.
 29 Ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis [aún más].
 30 Ya no hablaré mucho con vosotros, porque viene el príncipe de este mundo y él no tiene nada en mí.
 31 Pero para que el mundo conozca que yo amo al Padre y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos. ¡Vamos de aquí!



JUAN 17




    Jesús habló de estas cosas, y levantando los ojos al cielo, dijo: "Padre, la hora ha llegado. Glorifica a tu Hijo para que el Hijo te glorifique a ti,
 2 así como le diste autoridad sobre todo hombre, para que dé vida eterna a todos los que le has dado.
 3 Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú has enviado.
 4 Yo te he glorificado en la tierra, habiendo acabado la obra que me has dado que hiciera.
 5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú en tu misma presencia, con la gloria que yo tenía en tu presencia antes que existiera el mundo.
 6 "He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste. Tuyos eran, y me los diste; y han guardado tu palabra.
 7 Ahora han conocido que todo lo que me has dado procede de ti;
 8 porque les he dado las palabras que me diste, y ellos las recibieron; y conocieron verdaderamente que provengo de ti, y creyeron que tú me enviaste.
 9 "Yo ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me has dado; porque tuyos son.
 10 Todo lo mío es tuyo, y todo lo tuyo es mío; y he sido glorificado en ellos.
 11 Ya no estoy más en el mundo; pero ellos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, guárdalos en tu nombre que me has dado, para que sean una cosa, así como nosotros lo somos.
 12 Cuando yo estaba con ellos, yo los guardaba en tu nombre que me has dado. Y los cuidé, y ninguno de ellos se perdió excepto el hijo de perdición, para que se cumpliese la Escritura.
 13 Pero ahora voy a ti y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo completo en sí mismos.
 14 "Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció; porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
 15 No ruego que los quites del mundo,1 sino que los guardes del maligno.
 16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
 17 Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad.
 18 Así como tú me enviaste al mundo, también yo los he enviado al mundo.
 19 Por ellos yo me santifico a mí mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad.2
 20 "Pero no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por medio de la palabra [enseñanzas] de ellos;
 21 para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos lo sean en nosotros;3 para que el mundo crea que tú me enviaste.
 22 Yo les he dado la gloria que tú me has dado, para que sean una cosa, así como también nosotros somos una cosa.
 23 Yo en ellos4 y tú en mí, para que sean perfectamente unidos; para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado.
 24 "Padre, quiero que donde yo esté,5 también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. [Esto se aplica a todos sus discípulos, ahora y entonces; se refiere a ser trasladados hacia el reino de los cielos.]
 25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.
 26 Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos."





LA CRUZ INTERNA DE LA NEGACION PROPIA






Lucas 9:23-24Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 23 Decía entonces a todos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz. ¡Note! él dijo esto aún de ir a la cruz él mismo; de modo que él paso por la muerte horrible de la cruz como un ejemplo para nosotros de la obediencia que es necesaria para destruir nuestro espíritu egoísta y así podamos ser reconciliados con Dios: El mundo debe saber que yo amo al Padre y como el Padre me mandó, así hago. Juan 14:31.]
 24 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la salvará. [Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandamientos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]
Gálatas 5:24,6:14Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 24 porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.6
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 14 Pero lejos esté de mí el gloriarme sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por medio de quien el mundo me ha sido crucificado a mí y yo al mundo.
Mateo 10:38-39,16:24-25Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 38 El que no toma su cruz y sigue en pos de mí no es digno de mí. [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz.]
 39 El que halla su vida la perderá, y el que pierde su vida por mi causa la hallará.3 [Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandamientos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio para escuchar su palabra dentro de su corazón, después ustd debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre al obedecer la voz del Señor en vez de hacer su propia voluntad, (su voluntad, no la suya); esto es tomar la cruz.]
 25 Porque el que quiera salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida por causa de mí la hallará.3 [Cuando usted se niega continuamente y obedece los mandamientos del Señor, eventualmente perderá su vida egoísta, y así encontrará la vida en unión con Dios.]
Marcos 8:34-35Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 34 Y llamó a sí a la gente, juntamente con sus discípulos, y les dijo: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz.]
 35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.2 [Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandamientos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]
Lucas 14:27,33Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 27 Y cualquiera que no toma su propia cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.4 [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz.]
 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.6 [Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandamientos




OBEDIENCIA A SU PALABRA QUE ES HABLADA Y ESCUCHADA.


Juan 10:27,18:37Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen.4 [Ellos niegan su propia voluntad y obedecen sus mandamientos y enseñanzas, que ellos le oyen decir de la palabra que está en su corazón.]
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 37 Entonces Pilato le dijo: --¿Así que tú eres rey? Jesús respondió: --Tú dices que soy rey. Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad oye mi voz.2
Lucas 10:39,11:28,9:35Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual se sentó a los pies del Señor y escuchaba su palabra. [Oímos su voz desde el interior de nuestros corazones. Rom 10:8,17. Las palabras que él nos habla son espíritu y son vida. Juan 6:63]
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 28 Y él dijo: --Más bien, bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios [dentro de su corazón] y la guardan [la practican, obedecen].
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 35 Entonces de la nube salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo, el Escogido. A él oíd."
Juan 6:63Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.4
Hebreos 3:15,4:7Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 15 entre tanto se dice: Si oís hoy su voz,1 no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación.
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 7 Dios ha determinado otra vez un cierto día, diciendo por medio de David: "Hoy", después de tanto tiempo [Dios dio su juramento], como ya se ha dicho: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones [como en la provocación, y como en el día de la tentación en el desierto].
Jeremías 7:23Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 23 Más bien, les mandé esto diciendo: 'Escuchad mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Andad en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien.'2
Lucas 6:47-48Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 47 Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece].5 [Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida, Juan 6:63; note, no las palabras leídas en un libro, sino las palabras que Cristo le habla a usted, la Palabra en su corazón, oída y obedecida ...... Todos sus santos están en sus manos. Ellos se postran a tus pies y reciben tus palabras. Deut 33:3]
 48 Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos sobre la roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo mover, porque había sido bien construida.


Hechos 15:9,26:18Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 9 y no hizo ninguna diferencia entre nosotros y ellos, ya que purificó por la fe sus corazones.1
Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 18 para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados y una herencia entre los santificados por la fe en mí."2




1 Juan 3:3Para mostrar el Capítulo entero y las notas  
 3 Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro.1 [la esperanza de ver a Jesús venir a su corazón, es la esperanza que lo salva y lo purifica. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. - Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Pero usted debe tener la esperanza de que el poder de Dios será liberado en usted para que pueda ser purificado. Debemos ser justos como Él es justo, 1 Juan 3:7. Debemos ser perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto, Mat 5:48. Debemos ser misericordiosos como Él es misericordioso, Lucas 6:36. Debemos llegar a ser puros como Él es puro. 1 Juan 3:2-3. Antes bien, así como aquel que os ha llamado es santo, también sed santos vosotros en todo aspecto de vuestra manera de vivir, 1 Ped 1:15. No hay flexibilidad ni equivocación en ninguno de estos requisitos que han sido expuestos.]




(Cualquiera buena cosa que esté en este sitio no es por nosotros, sino para la gloria de Jesucristo y el Padre. No estamos afiliados con ninguna de las sectas deficientes o religiones, incluyendo a los CRISTIANOS DE LA SECRETA. No buscamos seguidores. Queremos que usted sea enseñado por Jesús mismo. No buscamos contribuciónes. No tenemos nada a la venta en este sitio, ni tampoco ningún anuncio. Porque gratuitamente hemos recibido, y gratuitamente damos).




SONRIE...CRISTO RESUCITADO ESTÁ CONTIGO...ESTÁ EN TÍ......

SONRIE....Y EXPERIMENTA SU PRESENCIA ....

SONRIE....Y DÉJATE GUIAR POR ÉL.
 
SONRIE....YO SOY EL QUE SOY


SONRIE...DIOS TE AMA

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg