Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

lunes, 1 de marzo de 2010

"No juzguéis, para que no seáis juzgados" estudio completo leelo en paz y reenvialo‏

 
"No juzguéis, para que no seáis juzgados"

Mateo 7


 1 "No juzguéis, para que no seáis juzgados.1
 2 Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá.
 3 ¿Por qué miras la brizna de paja que está en el ojo de tu hermano, y dejas de ver la viga que está en tu propio ojo?
 4 ¿Cómo dirás a tu hermano: 'Deja que yo saque la brizna de tu ojo', y he aquí la viga está en el tuyo?"
 5 ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.2
 6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra vosotros y os despedacen.3
 7 Pedid, y se os dará. Buscad y hallaréis. Llamad, y se os abrirá.
 8 Porque todo el que pide [con persistencia] recibe, el que busca [con persistencia] halla, y al que llama [con persistencia] se le abrirá.4
 9 ¿Qué hombre hay entre vosotros que, al hijo que le pide pan, le dará una piedra?
 10 ¿O al que le pide pescado, le dará una serpiente?
 11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?
 12 "Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos, porque esto es la Ley y los Profetas.5
 13 "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella.
 14 Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y son pocos los que la hallan.6
15 "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.7 [Los ministros auto proclamados que dicen estar autorizados por Cristo, que le piden dinero y se ponen como señores sobre usted. Los ministros del cristianismo y sectas religiosas,la mayoria son profetas falsos contra quienes advierte Jesús. Engañando a miles de millones, le promenten el cielo a cualquiera que crea, ignorando las exclusiones, requisitos y condiciones declaradas de la salvación. Cuando usted vea que el cristianismo es nada más que Babilonia, se sentirá tanto triste como enojado: Oh hijo de hombre, profetiza contra los profetas de Israel que profetizan. Di a los que sólo profetizan lo que hay en sus propios corazones: 'Escuchad la palabra de Jehovah. Por tanto, porque han extraviado a mi pueblo diciendo: '¡Paz!', cuando no hay paz .. habéis causado dolor al corazón del justo, al cual yo no causé dolor, y habéis fortalecido las manos del pecador para no apartarlo de su mal camino a fin de librar su vida. Eze 13:2,10,22.] 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
 17 Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.
 18 El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos.
 19 Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.
 20 Así que, por sus frutos los conoceréis.
 21 "No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.8
 22 Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?'
 23 Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad9 [pecado, impiedad o maldad]!'
 24 "Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace [las obedece], será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la peña.
 25 Y cayó la lluvia, vinieron torrentes, soplaron vientos y golpearon contra aquella casa. Pero ella no se derrumbó, porque se había fundado sobre la peña.
 26 "Pero todo el que me oye estas palabras y no las hace [no las obedece], será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena.
 27 Cayó la lluvia, vinieron torrentes, y soplaron vientos, y azotaron contra aquella casa. Y se derrumbó, y fue grande su ruina [destrucción]."10
 28 Y aconteció que cuando Jesús terminó estas palabras, las multitudes estaban maravilladas de su enseñanza;
 29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.



_______________________________________

1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. Esto no significa que usted no puede juzgar el mal comportamiento comparado con el bueno; esto no significa que usted no puede juzgar las doctrinas erróneas comparadas con ls doctrinas correctas. Esto significa que usted no debe criticar a otra persona en particular, porque su crítica es juicio de alguien más.
Esto no significa que usted no puede escribir o hablar acerca de algo en general que está equivocado, es una mentira, un error, o un pecado; sólo significa que usted no debe criticar a otra persona en particular. Cuando usted tiene suficiente del Espíritu Santo en su interior, usted puede ser inspirado con las palabras de Dios para juzgar a alguien en particular; pero eso no sería juzgar, eso sería Dios.


2 No trate de sacar la paja del ojo de su hermano hasta que haya quitado la viga del suyo. Cuando usted saque la viga de su propio ojo (al ser purificado), podrá ver claramente cómo quitar la paja del ojo de su hermano.

 Por lo tanto, Él quiere que estemos sin pecado y purificados para que podamos ayudar a nuestros hermanos, pero si no hacemos esto, no podremos ni siquiera saber cómo ayudar — y si pensamos que podemos, estamos más ciegos que aquellos a los que estamos tratando de ayudar — tenemos una viga en nuestro ojo, y él sólo tiene una paja —
¿quién es más ciego?


 
Sólo cuando Cristo nos haya perfeccionado, podremos quitar esa paja; sólo entonces podremos predicar o enseñar, después que hayamos sido reajustados, restaurados, perfeccionados y corregidos, y por ende autorizados; entonces podremos ayudar — hasta entonces sólo podemos dañar a aquellos a quienes estamos tratando de corregir. Ser restaurados es ser renovados a la imagen de Dios, como estaba el hombre antes de la caída en el Edén — lo cual es la obra de Cristo en todos nosotros — reconciliar a toda la creación con Dios, como estaba, o aún mejor de lo que estaba antes de que cayera debido a la desobediencia de Adán. Porque no podemos ser reconciliados otra vez con Dios en nuestro estado caído, debemos ser purificados, restaurados y perfeccionados, antes de que la unión se pueda llevar a cabo — una unión que sólo es posible entre dos seres semejantes.

La razón por la cual usted no debe criticar a otros es porque todo hombre tiene un enredo de problemas, y sólo el Señor sabe qué problemas tratar con el hombre y en qué orden. Usted tal vez puede ver un problema obvio, pero no puede ver los muchos otros que no son aparentes; y es posible que hayan otros problemas que deben ser resueltos y de los que nos debemos arrepentir primero, antes de que el problema que usted ve pueda ser resuelto. Sólo el Señor sabe el orden en el cual debe resolver estos problemas en cada hombre, y sólo el Señor le puede dar a la persona la fortaleza para ser diferente.
De modo que a menos que usted sea inspirado por el Espíritu de Dios con respecto a exactamente qué decir y cuándo, y a menos que el Espíritu de Dios esté cerca para impartirle fortaleza a esa persona, cualquier crítica es totalmente ineficaz. Cuando usted critica a otros, esto sólo endurece su corazón para que no pueda oír los verdaderos juicios de Dios, y así usted provoca condenación en proporción a los problemas que usted ha causado. De la voz del Señor: "Nunca hables criticamente de ningún individuo u organización, no importa cuánto merezcan ser criticados."

Particularmente usted no debe juzgar a alguien que esté fuera de la iglesia; de acuerdo a Pablo: Tú, ¿quién eres que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie o cae; pero será afirmado, porque poderoso es el Señor para afirmarle. Rom 14:4.


Pero con respecto a los que están dentro de la iglesia, usted debe tener cuidado de no asociarse con aquellos que demuestran impiedad:
Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose hermano [cristiano], sea fornicario, avaro, idólatra [cuya alma está dedicada a cualquier cosa que usurpe el lugar de Dios], calumniador [reprochador, abusador, vilipendioso, difamador], borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis. 1 Cor 5:11.

Y el Señor nos dice cómo lidiar con las personas en la iglesia que estén en el pecado: ellos deben
ser advertidos por una persona, después advertidos por dos o tres, después censurados por el cuerpo entero de creyentes, — y si ellos no se arrepienten de su error, deben ser expulsados y rechazados, Mat 18:15-17.


3 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra vosotros y os despedacen. Lo santo es el entendimiento que usted tiene de Cristo mismo, por sus revelaciones, por su voz, por sus visiones, por ambas cosas, o por el profundo entendimiento que lo rodea como si usted estuviera sumergido en él. Este entendimiento generalmente contradice directa y seriamente la cultura religiosa que depende de las formas externas de rituales, sin obeciencia a la voz interna, sin confianza en la voz de Dios.

En el Antiguo Testamento,
los perros lamerán la sangre de los hombres muertos. Los perros eran predicadores que se alimentaban a sí mismos, pero eran insaciables. Son perros ciegos, mudos, ignorantes, centinelas (predicadores) que no pueden dar una advertencia, que están echados, durmiendo.

En el Nuevo Testamento Pablo se refirió a los perros judaizantes que predicaban de la circuncisión, cuya confianza estaba en las obras de la carne. Los perros eran aquellos que predicaban la forma externa y la observanza de la religión, tratando de conservar y justificar al hombre de pecado que continúa su naturaleza egoísta, pecadora, y carnal. De modo que hoy, los perros son los predicadores y maestros del cristianismo de la secreta o vip. Ellos también pueden ser los partidarios de Hare Krishna, o el hinduismo, o el budismo,o testigos de jehova,o adventistas,o bautistas,o rastafaris etc. Si usted les habla de su santo entendimiento, es una pérdida de tiempo, porque todo lo que ellos quieren hacer es convertirlo a usted a su manera de pensar. De modo que quédese en paz. No trate de educar a los sabios o corregir a aquellos que piensan que pueden ver pero no pueden.

Los cerdos son aquellos que viven para sus propios apetitos,
cuyo dios es su vientre, que sirven sus deseos, y que están felices de hacerlo. Si usted echa sus perlas (su entendimiento, su sabiduría, sus revelaciones) en frente de esta gente, ellos lo ridiculizarán, se burlarán y se mofarán, y su reproche lo herirá. De modo que nosotros guardamos nuestras perlas para nosotros mismos y sólo se las damos a aquellos que comparten nuestro compromiso en comunión. Y aún así, cuando compartimos, debemos hablar con humildad y sin orgullo de haber recibido el entendimiento, o el entendimiento no será recibido por otros y nuestro orgullo al hablar nos dañará.

4 Porque todo el que pide [con persistencia] recibe, el que busca [con persistencia] halla, y al que llama [con persistencia] se le abrirá.

El buscar, llamar y pedir debe ser persistente y por un largo tiempo, con obediencia a la palabra del Señor que oímos en el interior. Este versículo, tomado por sí mismo, ilustra el error común de la cristiandad, que toma unos pocos versículos fuera de contexto, creando doctrinas falsas como: creer que todo lo que tiene que hacer es llamar, y se le abrirá; o sólo pedir, y le será concedido; o buscar y usted hallará; o cualquiera que cree es salvo; o cualquiera que llama el nombre del Señor es salvo, o cualquiera que dice "Jesús es el Señor" es salvo.
¿Por qué me llamáis: 'Señor, Señor', y no hacéis lo que digo? Lucas 6:46-49. Obviamente, llamar a Jesús Señor no les hizo ningún bien a estos creyentes, quienes en su nombre echaron fuera demonios y realizaron muchos milagros maravillosos; ellos perdieron todo y fueron excluídos de su presencia — enviados a las tinieblas, enviados al infierno.

Cuando usted lee un contrato, ¿acaso no lee las condiciones y las exclusiones? Haga lo mismo con las promesas de Dios. No deje que los vendedores de habla rápida (los predicadores) tomen su dinero por una promesa que no pueden cumplir; usted estará pagando dinero por pan que no es pan y su trabajo no le dará satisfacción.

6 Jesús nos dice que pocos encontrarán el camino angosto, sabemos que muchos tratarán de entrar y no podrán, sabemos que usted debe perder su vida para encontrarla, sabemos que debemos sufrir como él para reinar como él, sabemos que tenemos que tomar nuestra cruz de negación propia diariamente para seguirlo a él — pero sabemos que es posible. Posible, siempre y cuando tengamos fe de que Dios existe, que él recompensa a los que lo buscan, nosotros por lo menos creemos en el nombre de Jesús, sabemos como buscarle, sabemos cómo cargar nuestra cruz. Para leer los detalles de cómo buscar a Dios y llevar nuestra cruz, vea Cómo recibir el poder de Dios que produce cambio.
De la Palabra del Señor en el interior: "estrecho es en verdad el camino. Esfuércese para entrar por la puerta estrecha. Pocos lo encontrarán. Los hombres han dejado de intentar. Ellos se han sumergido en la impiedad."


8 No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos; sino [sólo] aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Usted debe obedecer a Jesús para poder hacer la voluntad del Padre. Y ¿cómo puede uno hacer la voluntad del Padre, y así ir al cielo? Entonces de la nube salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo, el Escogido. A él oíd." Lucas 9:35. Escuchad mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Andad en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien. Jer 7:23.
9 Nunca los conocí, aunque ellos lo llamaron 'Señor;' profetizaron, sacaron demonios, y realizaron milagros en su nombre.
Juan dice: en esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en que guardamos (tenemos en mente, observamos, practicamos) sus mandamientos (preceptos, mandamientos).

La única manera en la que podemos guardar sus mandamientos es escuchar su voz, oír y obedecer hasta que la naturaleza pecaminosa en el interior ha sido crucificada. Porque usted no puede amar a Dios con todo su corazón, mente, alma, y fuerza, hasta que se le haya dado un corazón y una mente nueva por medio del amor de Dios, recibido de parte de Él con el tiempo, a medida que usted mora en su Palabra y su Luz, con obediencia.

¡Apartaos de mí, obradores de maldad!

Jesús rechaza a las personas que pensaban que eran cristianos, porque todavía estaban pecando. Ellos no lo obedecieron.
¿Por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo [practican, obededcen]? Lucas 6:46
. De cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Si somos esclavos del pecado, él no puede ser nuestro Señor. No podemos servir a dos maestros. Mat 16:24 Lucas 16:13. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado para muerte o de la obediencia para justicia. Rom 6:16. Jesús dijo que estos así llamados cristianos que tienen gran fe para realizar milagros serán rechazados porque todavía estaban pecando; ellos no habían crucificado la naturaleza pecaminosa sobre la cruz, lo cual es necesario para pertenecer a Cristo Jesús. Gal 5:24.

10 Jesús concluye el sermón más maravilloso que se haya predicado con una crítica advertencia. ¡No ignore sus enseñanzas! Usted debe obedecerlas todas para ser salvo. Sólo aquellos que hacen la voluntad del Padre entran en el Reino de los cielos. Mat 7:21.


Confesar (decir) que Jesús es Señor no es suficiente. Jesús dijo que él rechazaría a muchos que dicen ser cristianos salvos; muchos que lo llamaron Señor, que habían profetizado, y aún realizado milagros en su nombre.

De modo que estos son los que llaman a Jesús Señor y hacen milagros en su nombre. Ellos dicen que él es su Señor y piensan que están en Cristo. Pero él les dijo que nunca los conoció porque ellos nunca fueron a él para aprender y ser cambiados por él directamente; en cambio ellos leyeron la Biblia, y oyeron a sus predicadores que eran guías ciegos. Sin embargo él nos advierte:

Escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. Y vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:39-40. Vea Jesús quiere enseñarle él mismo para más información acerca de esta falla. Confesar significa reconocer que Jesús está en control de su mente, su boca, y sus accionees; usted lo confiesa como Señor en su pensamiento, su palabra y sus acciones. Pablo nos muestra que creer que Jesús es Señor o Dios no es salvación, al escribirle a las iglesias de creyentes:
  1. Ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos, Rom 13:11.
  2. ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, Fil 2:12.
  3. Pero nosotros que somos del día seamos sobrios, vestidos de la coraza de la fe y del amor, y con el casco de la esperanza de la salvación. 1 Tes 5:8, y
  4. Porque para los que se pierden, el mensaje de la cruz es locura; pero para nosotros que somos salvos, es poder de Dios. 1 Cor 1:18. Mientras esté en la cruz interna de la negación propia, usted verá que el pecado desaparece lentamente de su vida hasta que está libre de pecado.
  5. la tristeza que es según Dios genera arrepentimiento para salvación, 2 Cor 7:10.
  6. no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios en quien fuisteis sellados para el día de la redención [un evento futuro]. Efe 4:30.
    (Pablo está hablando a los creyetes que no habían sido redimidos aún.)
  7. Porque para Dios somos olor fragante de Cristo en los que se salvan. 2 Cor 2:15.
  8. hemos llegado a ser participantes de Cristo, si de veras retenemos el principio de nuestra confianza hasta el fin. Heb 3:14
  9. deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma diligencia para ir logrando plena certidumbre de la esperanza hasta el final.
    a fin de que no seáis perezosos, sino imitadores de los que por la fe y la paciencia heredan las promesas. Heb 6:11-12.

Y Pedro repite el mismo mensaje que la salvación no es sólo creer o tener fe, sino que la salvación es el fin de la caminata obediente de la fe:

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg