Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

viernes, 19 de marzo de 2010

Armaduras Espirituales Calzado: Dispuesto a evangelizar (COMO SER GUIADOS POR EL ESPIRITU SANTO)‏

http://www.culturaclasica.com/files/sandalias-romanas.jpg

Armaduras Espirituales

Calzado: Dispuesto a evangelizar


El misterio que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos. Col 1:26.

EFESIOS 6 : 15

"Mantenganse calzados los pies con la disposición de proclamar el evangelio de la paz".

Introducción

A primera vista pareciera que el objetivo central de este versículo, es exclusivamente la evangelización.
Si bien esta actividad no está excluida,  este  elemento simbólico de la armadura, además nos habla  de la lucha a la que estamos expuestos por causa de haber nacido de nuevo y haber aceptado servir a Cristo.

Recordemos un pensamiento que ya hemos comentado:
-La Armadura es un simbolismo espiritual.
-No la diseñamos ni la fabricamos nosotros, sino que es provista por Dios.

El Apóstol Pablo se refiere a la DISPOSICIÓN para la
Lucha Espiritual a la que estamos sometidos.
Es decir, cómo vivir diariamente, hacer todas las cosas, enfrentar todas las circunstancias, etc.

Y a la vez estar preparados, porque ante  cualquier  descuido podemos  ser atacados por un dardo del enemigo.
El caso que nos preocupa hoy es guardar los pies con una parte de la armadura espiritual, de la misma manera como debo proteger cualquier otra parte de mi cuerpo,  considerando que debemos llevar el mensaje de las buenas nuevas, de la Paz, en toda ocasión que se nos presente.
Anteriormente habíamos hablado de un soldado de un ejército que entra en combate.

Es importante su preparación previa, pero  también lo es, que vaya “equipado” convenientemente.

¿Pueden imaginarse a un guerrero protegido con casco, coraza y buen armamento, en zapatillas de deportes? (Esto es una comparación)







Calzado con
 el evangelio



El mensaje del Evangelio no consiste solamente en convertir a la gente como quien está haciendo una obra más; sino con el aprestoo disposición para estar firmes en la lucha de extender el nombre de Cristo y Su Poder.
Toda la armadura está preparada para resistir, pero los pies bien calzados, simbolizan la fuerza de voluntad y de obediencia para  IR, y obedecer el mandato:

“Por tanto “ID”  Y HACED DISCÍPULOS A TODAS LAS NACIONES”.
La mente dispone, y los pies obedecen; y no podemos dejarlos vulnerables.




Una historia


El “camino” espiritual es angosto; y antes estábamos acostumbrados a caminar por un camino que era tan ancho que no se veían los límites.
La armadura que Dios nos provee, por un lado es un poder especial; pero por otro es para nosotros una responsabilidad que se relaciona con  la obediencia.
Si un hermano  está en un lugar donde no debe estar, y es sorprendido por otro hermano, es probable que se le ocurra  al primero,  una excusa, para justificar el hecho. Pero es que aún no ha hecho nada malo, sólo que estaba en una “zona peligrosa”. Entonces ¿por qué ha de inventar una excusa?
Porque el Señor, para protegerlo, ya le había  avisado a su conciencia;  en esto consiste la armadura. Y no hizo caso: por eso se siente culpable.  Este  hermano ha ido, a determinado sitio porque se sintió atraído; pensando que tal vez  tenía  la fuerza suficiente para no caer. (No ha frenado sus pies) Distinto es el caso de José, hijo de Jacob, en Egipto.






El primero y más grande de los poetas griegos, llamado Homero, escribió una historia imaginaria en su Libro “La Ilíada”. En esta fábula se narra que una madre sumergió a su bebé recién nacido en “aguas milagrosas” para protegerlo de la muerte, porque sabía que cuando fuese hombre sería un célebre guerrero. Y así fue. Pero cuando sumergió a su niño en el agua lo cogió de un talón de su pie, de manera que ese talón no fue sumergido.
Este guerrero fue Aquiles, y de allí que solemos mencionar  esa parte de nuestro pie como el Talón de Aquiles.
En la guerra de Troya, una flecha perdida se le clavó justamente en ese talón que no estaba “protegido” y murió.
Esto no es más que una fábula, que aunque irreal quedó como una ilustración y resulta apropiada en esta ocasión para tener en cuenta que no debemos dejar al enemigo nada al descubierto, porque él tiene autoridad para tomar lo que le concedemos.



PARA HACER LAVOR DE EVANGELIZAR HAY QUE ESTAR DIRIGIDOS POR EL ESPIRITU SANTO Y EL MISMO DARA EL TIEMPO PARA HACERLO . AMEN


¿No es verdad que cada vez que se presenta la oportunidad de salir a evangelizar hay una fuerza (personal y distinta) que se opone a esa labor?
La mente elabora sus propias excusas: “Tengo vergüenza”, “No estoy preparado”.“La última vez se  han burlado de mí”.
Nada de esto es impedimento para cumplir con la comisión de anunciar el Evangelio de la Paz, por lo tanto le atribuimos a estos argumentos  la fuerza negativa para impedir  que obedezcamos. Nuestros pies debieran estar dispuestos para salir e ir al lugar que se nos ha ordenado, bien protegidos de estas mentiras.
La lucha está entablada y nada nos debiera frenar, sino resistir al diablo y “estar firmes”.
No siempre todo ocurre  así.
Tengamos presente siempre  si nuestros pies están donde deben estar.
A veces nos encontramos en sitios donde sabemos que pisamos  “el borde” del peligro. Confiamos y caemos. No debemos descuidar la protección de la armadura para nuestros pies, porque es muy arriesgado  jugar con los límites.
En las carreteras se suelen aplicar en los bordes una franja dentada que al ser pisada por las ruedas de los vehículos produce un zumbido, que avisa al conductor que debe volver “al camino”. Esta sería la función principal del calzado de la armadura
No hablar mas de lo debido el espiritu avisa para no pasar el limite de la palbra.no mas no menos.Esperar ser llenos del espiritu lo suficiente para esta lavor del evangelio,mientras el espiritu nos instruye para utilizar respuestas suaves y llenas de sabiduria de dios las cuales no conociamos ,asi vamos conociendo la obra de Dios dentro de nosotros.
Es asi que vamos conociendo la palbra de Dios esta dentro de nostros la cual no estudiamos de antemano sino que esta en nuestra boca y corazon como dice la escritura en Romanos 10. 8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:

Un buen ejemplo

Distinto fue el caso de José, hijo de Jacob en Egipto.
Ahora veremos  otra manera en que los pies,  obedientes a una correcta decisión, juegan un papel importante a la hora de evitar caer en pecado.
No fue él quien buscó vivir en la casa de Potifar; sino que éste lo puso como mayordomo porque halló gracia en sus ojos y le servía.
La mujer de su amo puso sus ojos en José y le propuso dormir con ella. No una vez, sino cada día; pero él no le prestaba atención

Cuando la mujer ya estaba cansada de intentarlo sin lograr nada, un día que estaban solos, le tomó de su ropa y le ordenó que durmiera con ella.
Aquí se combinan dos factores.
El Señor estaba permanentemente con José. (Su cobertura)(GÉNESIS 39:2,21,23)
José permitió que el Señor le acompañara siempre. (Aceptó la cobertura)

Por lo tanto no dudó en tomar la decisión correcta, pese a todo lo que le podía sobrevenir. Determinó huir y sus pies le obedecieron de inmediato. La orden de Dios en ese caso era
¡
HUIR!
En la Biblia, los pies representaron el estaren el lugar adecuado para que ocurra un determinado hecho.
También el corazón representa   lo que “somos
Ambos, en perfecta concordancia pueden producir  la voluntad de Dios.
Dice en Josué 3:13:
“Y cuando las plantas de los pies de los sacerdotes que llevan el arca del Señor de toda la tierra, se asienten en las aguas del Jordán, las aguas del Jordán se dividirán; porque las aguas que vienen de arriba se detendrán en un montón"
.


Es posible que para  muchos, una actividad tan importante como es la "Disposición” de proclamar el Evangelio de la Paz, no la relacionemos con los pies,
que son parte de nuestro cuerpo. Tal vez  no les hemos dado mucha participación.

Nos hemos preocupado por nuestro corazón, nuestra mente, fuerza de voluntad, conocimiento, etc.  Para Dios fue tan importante como para decirle a Moisés,

Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie, será vuestro; desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Éufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio”  “ Nadie se sostendrá delante de vosotros; miedo y temor de vosotros  pondrá el Señor vuestro Dios sobre toda la tierra que pisareis, como él os ha dicho” (DEUTERONOMIO 11:24,25)

"Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen"
SALMO 17:5

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

ROMANOS 10

1 Hermanos, el deseo de mi corazón y mi oración a Dios por Israel es para salvación.
 2 Porque yo les doy testimonio de que tienen celo por Dios, pero no de acuerdo con un conocimiento pleno.
 3 Pues, ignorando la justicia de Dios y procurando establecer su propia justicia, no se han sujetado a la justicia de Dios.
 4 Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. [Ceremonias, sacrificios, días, fiestas, diezmos, sábados, rituales, etc., todas han sido eliminadas como medio de llegar a la justicia, pero la ley moral todavía debe ser observada y ser cumplida en nosotros: Luego, ¿invalidamos la ley por la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la ley.]
 5 Moisés escribe de la justicia que es por la ley: El hombre que haga estas cosas vivirá por ellas.
 6 Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón, "¿Quién subirá al cielo?" (esto es, para hacer descender a Cristo) [Esto hace referencia al Antiguo Testamento, Deut 30:11-12, que dice: Ciertamente este mandamiento que te mando hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos. No está en el cielo, para que digas: '¿Quién subirá por nosotros al cielo y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?']
 7 ni "¿Quién descenderá al abismo?" (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos). [Esto hace referencia al Antiguo Testamento, Deut 30:13, que dice: Tampoco está al otro lado del mar, para que digas: '¿Quién cruzará el mar por nosotros y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?']
 8 Más bien, ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos:1 [Esto hace referencia al Antiguo Testamento, Deut 30:14, que dice: Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. De modo que Pablo está predicando a Cristo, la palabra, en su corazón: para ser oída y obedecida en la fe, así llevándonos a la salvación.]
 9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y si crees en tu corazón que Dios le levantó de entre los muertos, serás salvo.
 10 Porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se hace confesión para salvación.2
 11 Porque la Escritura dice: Todo aquel que cree en él no será avergonzado.
 12 Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos es rico para con todos los que le invocan.
 14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
 15 ¿Y cómo predicarán sin que sean enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de las cosas buenas!
 16 Pero no todos obedecieron el evangelio, porque Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro mensaje?
 19 Pero pregunto: ¿Acaso no comprendió Israel? Moisés fue el primero en decir: Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es mío; con una nación sin entendimiento os provocaré a enojo.





AQUI EL SIGNIFICADO DEL EVANGELIO QUE ESTA DENTRO DE TI
DEJATE GUIAR POR EL ESPIRITU SANTO Y EL TE LO REVELARA
_______________________________________
1 Muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. Esta es, la palabra de fe, que nosotros prediamos. Mire a los versos que vienen justo antes de esta cita en Deuteronomio 5:10-14:
La palabra de Dios es el nombre de Cristo, Juan 1:1, Apoc 19:13-16. Aquí Pablo dice que él predica la palabra, la cual está dentro de su corazón y en su boca. "Esa es la palabra de fe que predicamos:" fe que las palabras que usted oye desde el interior de su corazón, enseñando, aconsejando, y ordenando, del Espíritu de Dios — y por lo tanto usted obedece y practica lo que ha oído. Y cuando usted oye al Señor hablándole, enseñándole, animándole, corrigiéndole — entonces su fe comienza a crecer de manera exponencial. La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones. Col 3:16
Pablo además nos muestra que creer y la salvación no ocurren simultáneamente en sus cartas a los creyentes en las iglesias.
  1. Ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos, Rom 13:11.
  2. ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, Fil 2:12.
  3. Pero nosotros que somos del día seamos sobrios, vestidos de la coraza de la fe y del amor, y con el casco de la esperanza de la salvación. 1 Tes 5:8, y
  4. Porque para los que se pierden, el mensaje de la cruz es locura; pero para nosotros que somos salvos, es poder de Dios. 1 Cor 1:18. Mientras esté en la cruz interna de la negación propia, usted verá que el pecado desaparece lentamente de su vida hasta que está libre de pecado.
  5. la tristeza que es según Dios genera arrepentimiento para salvación, 2 Cor 7:10.
  6. no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios en quien fuisteis sellados para el día de la redención [un evento futuro]. Efe 4:30.
    (Pablo está hablando a los creyetes que no habían sido redimidos aún.)
  7. Porque para Dios somos olor fragante de Cristo en los que se salvan. 2 Cor 2:15.
  8. hemos llegado a ser participantes de Cristo, si de veras retenemos el principio de nuestra confianza hasta el fin. Heb 3:14
  9. deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma diligencia para ir logrando plena certidumbre de la esperanza hasta el final.
    a fin de que no seáis perezosos, sino imitadores de los que por la fe y la paciencia heredan las promesas. Heb 6:11-12.
Y Pedro repite el mismo mensaje que la salvación no es sólo creer o tener fe, sino que la salvación es el fin de la caminata obediente de la fe:
A menos que el Señor controle verdaderamente sus palabras y acciones, él no es su Señor. A menos que usted le obedezca, él no es su Señor.
Si Jesús es su Señor, entonces usted le obedece; usted busca su guía, usted busca sus enseñanzas, usted busca sus mandamientos para usted,
usted va a él, usted le oye, y entonces usted le obedece fielmente.
Escuchad y obedecer mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.
Andad en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien. Jer 3:23

Aún Adolfo Hitler dijo que Jesús era su Señor y Salvador, pero esa seguridad no le ayudó para nada.

Decir las palabras "Jesús es Señor" no es una indicación de que usted está controlado por el Espíritu Santo, o de su salvación.
Jesús dijo: “Bien profetizó Isaías acerca de vosotros, hipócritas, como está escrito:
Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí. Marcos 7:6.

¿Por qué me llamáis: 'Señor, Señor', y no hacéis lo que digo? Lucas 6:46-49.
Después vinieron también las otras vírgenes diciendo: "¡Señor, señor, ábrenos!" Pero él respondiendo dijo: "De cierto os digo que no os conozco." Mat 25:11-12.
No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:21-23
.

3 Porque todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo. Pero Jesús dijo: No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:21-23. De modo que un llamado casual del nombre del Señor no hace ningún bien. Usted debe llamar el nombre del Señor persistentemente, (pensando en el nombre de Jesús), así como también debe venir a él, esperar en silencio por él, escuchándole, oyéndole — y entonces usted debe obedecerle persistentemente. [Jesús] llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. Heb 5:9. Piénselo: los judíos mataron a los profetas pensando que le hacían un favor a Dios; llamaban el nombre del Señor regularmente, pero mataron a sus profetas. Joel 2:32 tiene el mismo versículo, y los fariseos mataron a Jesús; pero llamaron el nombre del Señor cada día, muchas veces.

Jesús aún nos dijo que las personas religiosas matarían a sus verdaderos discípulos: y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios. Juan 16:2; y así los bautistas, presbiterianos, episcopales, y congregacionalistas mataron a 869 CRISTIANOS en el siglo 17, incluyendo tres hombres y una mujer que fueron ahorcados en Boston. Los sacerdotes católicos romanos y sus órdenes mataron a 9,000,000 millones de almas durante la inquisición de la edad media. Todos aquellos que mataron a los que tenían una opinión religiosa diferente, asistieron regularmente servicios de adoración, oraron, fueron bautizados, tomaron "comunión," ayunaron, y leyeron sus Biblias — obviamente llamando el nombre del Señor varias veces al día. ¡NO! Ellos no fueron salvos.

4 La fe viene por el oír, y oír la palabra de Dios. Este es un versículo crucial para entender lo que es la fe. La palabra (Verbo) de Dios es el nombre de Cristo, Juan 1:1, Apoc 19:13-16; y Pablo nos acaba de decir en Rom 10:8 que él predica la palabra de fe que está en su corazón. De modo que la fe es oír la palabra de Dios desde el interior de su corazón, y reconocerlas como el Espíritu de Dios hablándole a usted, o Cristo hablándole a usted; y creerlo lo suficiente como para obedecer. Por lo tanto el creer es: creer [confiar, depender, obedecer], en la palabra, Cristo, oída en su corazón. Bienaventurados los que oyen a palabra de Dios y la guardan [la practican, obedecen]. La cristiandad quisiera que usted creyera que oír a alguien leer las palabras de la Biblia es oír la palabra de Dios, y si usted las cree, usted es un "creyente." Pero ésto sólo resulta en una creencia en un libro y una fe en las palabras de un libro. Sin embargo Pablo nos ha dicho que la fe viene por el oír la palabra, la cual se encuentra en nuestro corazón; de modo que para tener una fe real, usted debe ír desde adentro y creer que aquel a quien usted oye es el Hijo de Dios; y creer lo suficiente como para obedecer completamente.
Pablo declara claramente que debemos ser enseñados al oír a Jesús hablándonos:
Entonces no un libro acerca de Jesús, sino Jesús mismo, quie es la fuente y el autor de su fe: la fe verdadera, de la cual Jesús es el autor y consumador de nuestra fe, Heb 12:2. Por medio de la obediencia a la palabra, es decir Jesús, usted obtiene fe: porque Jesús llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. Heb 5:9.
5 Pero pregunto: ¿Acaso no oyeron? ¡Claro que sí! Por toda la tierra ha salido la voz de ellos; y hasta los confines del mundo, sus palabras.
Pablo se refiere a Salmos 19:
Pablo está hablando de las palabras del Espíritu del Señor oídas por toda la tierra, hasta los confines del mundo; esta no es una predicación de los apóstoles. El continente americano no había sido descubierto durante el tiempo de Pablo y los apóstoles, por lo tanto ellos no podían ir por toda la tierra. Hay lugares remotos en la tierra que los misioneros todavía no han penetrado. Además, mire lo que dice el versículo 16 de este capítulo: Pero no todos obedecieron el evangelio, porque Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro mensaje? Rom 10:16. Isaías estaba hablando acerca de la gente que no obedecía el evangelio varios años antes de Cristo.

Col 1:23
dice que todos los hombres, en todo el mundo, han tenido (verbo pasado) el evangelio predicado a ellos: "por cuanto permanecéis fundados y firmes en la fe, sin ser removidos de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual ha sido predicado en toda la creación debajo del cielo. De este evangelio yo, Pablo, llegué a ser ministro." Col 1:23. Ahora, si el evangelio, (el cual es un misterio), fue predicado a todos los hombres, como este versículo declara abiertamente: el evangelio, que ustedes han oído, y que ha sido predicado a toda criatura debajo del cielo, entonces la mayoría de la predicación debe haber sido realizada por el Espíritu de Cristo mismo. El evangelio es un misterio.



Porque ‘
Cristo ha iluminado a todos,’ para que puedan ver, y derramó su espíritu sobre todos, para que puedan entender y obedecer. El apóstol dice: ‘él ha probado la muerte por todos, y es una propiciación por los pecados de todo el mundo; y el evangelio, que es el poder de Dios, es predicado a toda criatura bajo el cielo;’ de modo que nadie tiene excusa, y Dios es justo y recto en su manera de juzgar al mundo, porque todos han tenido una visitación de la luz, la gracia, el espíritu y el evangelio de Dios.
Y así, el evangelio fue predicado también en el hombre, cuando el Espíritu de Dios visita al hombre, en el día de su visitación, que todos los hombres tienen. Esta es más evidencia que la fe viene por el oír a Cristo, la palabra de Dios, que le habla desde el interior de su corazón. Como dijo Jesús: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo. Apoc 3:20. Dios es justo. Dios es recto. Él quiere tocar de la misma manera en el corazón de cada hombre. Él visita a cada hombre. Él razona con todo hombre. Cada hombre tiene su oportunidad. El día de visitación puede venir de un predicador verdadero, con palabras habladas o escritas que son proporcionadas por el Espíritu de Dios, o directamente en el corazón del hombre de parte del Espíritu de Cristo. En el juicio, cada hombre recordará su día de visitación.

El
evangelio eterno, el misterio,
usted, sin lugar a dudas, ha encontrado el evangelio, el evangelio eterno."
El misterio que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos. Col 1:26. Y lo cierto es que el cristianismo de hoy en día, (que no tiene ningún santo), no tiene idea de lo que es el evangelio. Ni siquiera están concientes de que el evangelio es un misterio. Ellos piensan que es "Jesús salva" o los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Tenga ánimo: No hay nada encubierto, excepto por lo que debe ser revelado. Mat 10:26, Lucas 12:2. Busque y siga buscando, con todo su corazón y toda su alma, y usted encontrará.

ENCOMIENDA AL SEÑOR TU CAMINO
Y CONFÍA EN ÉL Y ÉL HARÁ.
EXHIBIRÁ TU JUSTICIA
COMO LA LUZ

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg