Bienvenido

ATENCION: NO CREAS EN LA GUIA DE RELIGIONES PORQUE ESTAS SON PARTE DE LA GRAN RAMERA TU MAESTRO VIVE TU SIEMPRE LO PROFESAS ENTONCES USALO 1 JUAN 2.27 ES VERDADERO Y NO TENEIS NECESIDAD DE QUE NADIE OS ENSEÑE. EL EJÉRCITO INVENCIBLE. LA REVOLUCION PACIFICA POR LA LIBERTAD HUMANA HA COMENZADO. PRIMERA MISIÓN DIFUNDIR LA INFORMACIÓN POR LA LIBERTAD, UNETE A LA LUCHA

Bienbenidos a La Radio Jovenes Para Cristo

QUE PASA EN NUESTRO PLANETA

.

jueves, 11 de marzo de 2010

Es imposible que no vengan tropiezos; pero, ¡ay de aquel que los ocasione!‏

http://img525.imageshack.us/img525/4757/webverderd4.jpg
Para que Dios descanse en el alma,
se ha de pacificar siempre el corazón en cualquier inquietud,
tentación o tribulación.

Has de saber que es tu alma el centro, la morada y reino de Dios; pero para que el gran rey descanse en ese trono de tu alma, has de procurar tenerla limpia, quieta, vacía y pacífica. Limpia de culpas y defectos, quieta de temores, vacía de afectos, deseos y pensamientos, y pacífica en las tentaciones y tribulaciones.

Debes, pues, tener siempre pacífico el corazón para conservar puro ese vivo templo de Dios, y con recta y pura intención has de obrar, orar, obedecer y sufrir sin ningún tipo de alteración cuanto el Señor considere enviarte. Porque es cierto que por el bien de tu alma y tu provecho espiritual, Dios ha de permitir al envidioso enemigo que turbe esa ciudad de quietud y trono de paz con tentaciones, sugestiones y tribulaciones, y por medio de las criaturas, con penosas molestias y grandes persecuciones.

Sé constante y pacifica tu corazón en cualquiera inquietud que te ocasionaren estas tribulaciones. Entra allá adentro en tu interior para vencerlas, que allí está la divina fortaleza que te defiende, te ampara y por ti pelea. Si un hombre tiene una fortaleza segura, no se inquieta aunque le persigan los enemigos, porque al entrar allá dentro, quedan burlados y vencidos. El castillo fuerte para triunfar sobre tus enemigos visibles e invisibles, y sobre todas tus asechanzas y tribulaciones, está dentro de tu misma alma, porque allí reside la ayuda divina y el socorro soberano; entra allá dentro y todo quedará quieto, seguro, pacífico y sereno.

Tu principal y continuo ejercicio ha de ser pacificar ese trono de tu corazón para que repose en él el soberano rey. El modo de pacificarlo ha de ser entrándote dentro de ti mismo por medio del recogimiento interior [fe y silencio ante Dios]. Todo tu amparo ha de ser la oración [una oración de recogimiento: fe y silencio ante Dios] y recogimiento amoroso en la divina presencia. Cuando te vieres más combatido, retírate a esa región de paz, donde hallarás la fortaleza. Cuando estés más temeroso, recógete a ese refugio de la oración, única arma para vencer al enemigo y sosegar la tribulación. No te has de apartar de ella en la tormenta, hasta que experimentes, como otro Noé, la tranquilidad, la seguridad y serenidad, y hasta que tu voluntad se halle resignada, devota, pacífica y animosa.

Finalmente, no te aflijas ni desconfíes cuando estés temeroso; él vuélve a quietarte siempre que te alteres, porque esto es todo lo que quiere este divino Señor de ti, para reposar en tu alma
y hacer un rico trono de paz en ella, que busques dentro de su corazón, por medio del recogimiento interior y con su gracia divina, el silencio en el bullicio, la soledad en la compañía, la luz en las tinieblas, el olvido en el agravio, el aliento en la cobardía, el ánimo en el temor, la resistencia en la tentación, la paz en la guerra y la quietud en la tribulación.





Lucas 17


 1 Dijo a sus discípulos: --Es imposible que no vengan tropiezos; pero, ¡ay de aquel que los ocasione!
 2 Mejor le fuera que se le atase una piedra de molino al cuello y que fuese lanzado al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.
 3 Mirad por vosotros mismos: Si tu hermano peca, repréndele; y si se arrepiente, perdónale.
 4 Si siete veces al día peca contra ti, y siete veces al día vuelve a ti diciendo: "Me arrepiento", perdónale.
 5 Los apóstoles dijeron al Señor: --Auméntanos la fe.
 6 Entonces el Señor dijo: --Si tuvieseis fe como un grano de mostaza, diríais a este sicómoro: "¡Desarráigate y plántate en el mar!" Y el árbol os obedecería.
 7 ¿Y quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta, al volver éste del campo, le dirá: "Pasa, siéntate a la mesa"?
 8 Más bien, le dirá: "Prepara para que yo cene. Cíñete y sírveme hasta que yo haya comido y bebido. Después de eso, come y bebe tú."
 9 ¿Da gracias al siervo porque hizo lo que le había sido mandado?
 10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid: "Siervos inútiles somos; porque sólo hicimos lo que debíamos hacer."
 11 Aconteció que yendo a Jerusalén, pasaba por Samaria y Galilea.
 12 Cuando entró en una aldea, salieron a su encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos
 13 y alzaron la voz diciendo: --¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
 14 Cuando él los vio, les dijo: --Id, mostraos a los sacerdotes. Aconteció que mientras iban, fueron limpiados.
 15 Entonces uno de ellos, al ver que había sido sanado, volvió glorificando a Dios en alta voz.
 16 Y se postró sobre su rostro a los pies de Jesús, dándole gracias. Y éste era samaritano.
 17 Y respondiendo Jesús dijo: --¿No eran diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?
 18 ¿No hubo quién volviese y diese gloria a Dios, sino este extranjero?
 19 --Y le dijo--: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.
 20 Y cuando los fariseos le preguntaron acerca de cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió diciendo: --El reino de Dios no vendrá con advertencia.
 21 No dirán: "¡Mirad, aquí está!" o "¡Allí está!" Porque el reino de Dios está en medio de vosotros.

"El reino de los cielos está en ustedes, el Padre está en todos ustedes, y Cristo está en ustedes; allí, en sus corazones, es donde ustedes los encontrarán. Conózcanlo allí, escudriñando sus corazones, y encuéntrenlo allí probando sus mentes y corazones; inclinen sus oídos, y oíganlo allí, quien le dará a cada uno de acuerdo a sus palabras y acciones, si es que son buenas o malas,"
 22 Dijo a sus discípulos: --Vendrá el tiempo cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del Hombre y no lo veréis.
 23 Os dirán: "¡Mirad, aquí está!" o "¡Mirad, allí está!" Pero no vayáis ni les sigáis.
 24 Porque como el relámpago que resplandece ilumina el cielo de un extremo al otro, así también será el Hijo del Hombre en su día.
 25 Pero primero es necesario que él padezca mucho y sea rechazado por esta generación.
 26 Como pasó en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre:
 27 Ellos comían y bebían; se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.
 28 Asimismo, también será como pasó en los días de Lot: Comían, bebían, compraban, vendían, plantaban y edificaban;
 29 pero el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.
 30 Así será en el día en que se manifieste el Hijo del Hombre.2
 31 En aquel día, el que esté en la azotea y sus cosas estén en la casa, no descienda para tomarlas. Asimismo, el que esté en el campo, no vuelva atrás.
 32 Acordaos de la mujer de Lot.
 33 Cualquiera que procure salvar su vida, la perderá; y cualquiera que la pierda, la conservará.
 34 Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro será dejado.
 35 Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada.
 36 Estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado.
 37 Respondiendo le preguntaron: --¿Dónde, Señor? Y él dijo: --Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres.



_______________________________________
1 El reino de Dios no viene con señales externas que se puedan observar.
Ni nadie dirá, helo aquí, o helo allá, o miran allá. Porque el reino de Dios está dentro de ustedes. Esta sola declaración debería ser suficiente para que usted se de cuenta que el cristianismo de hoy dia no tiene idea de lo que Jesús estaba predicando. Ellos piensan que el reino del cielo viene después de la muerte. Algunos piensan que talvez todos estamos en el reino de los cielos, sin darnos cuenta. O ellos no piensan nada.

Sin embargo, Jesús dijo que esa era la razón por la cual él vino a predicar: Me es necesario anunciar el evangelio del reino de Dios, ...porque para esto he sido enviado. Lucas 4:43.
Y él habló acerca del reino más que ningún otro tema; existen más de 100 referencias del reino en parábolas, advertencias, y exhortaciones.

Note, él dijo:
el tiempo ha llegado, el reino está cerca. Él no está hablando de un reino miles de años más tarde. En Mateo, Marcos y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él, 2010 años atrás, verían su gloriosa venida con el reino antes de morir.

En Mateo, Marcos y Lucas, se registra a Jesús diciendo que
El reino es la recompensa por perder su vida pecaminosa; la recompensa va más allá que la imaginación de los hombres, la recompensa que ha sido ignorada por las sectas o doctrinas y la cristiandad.

¿Cómo puede el reino estar dentro y alrededor del hombre?

Una dimensión diferente, que ocupa el mismo espacio físico. El apóstol Pablo nos ayuda a entender lo que es el reino de Dios dentro y entre nosotros, cuando escribe en la Biblia, en el libro de de los Hechos:
- pero no estamos conscientes de esto, porque estamos en una dimensión física más baja. La dimensión física comparte el mismo espacio que las dimensiones espirituales más altas;
Entrar en el reino de Dios dentro y alrededor de nosotros, es ser dramaticamente transladados a una dimensión espiritual(hacer morir lo carnal y creser en lo espiritual estando en el cuerpo) de conciencia y visión, en unión con Cristo y con Dios, pero mientras caminamos sobre la tierra por medio de la luz de Dios. El mundo pasa de nuestra vista cuando entramos en el reino.

Y Cristo está en nosotros también:


ESTAD QUIETOS, Y RECONOCED QUE SOY DIOS. Sal 46:10.

 El día en que se manifieste el Hijo del Hombre. Un regreso físico de Cristo con una destrucción completa del mundo, que es tan ampliamente especulado, no es cierto.
En cambio, Cristo aparece una segunda vez, la Revelación de Cristo, en los corazones de los creyentes indivduales, quienes han preparado el camino para que él sea revelado en ellos; él, que ha estado escondido en el interior, es revelado. Como dijo Pablo: quiso Dios revelar a su Hijo en mí, para que le predicase.
La venida de Cristo, su revelación dentro de usted, y la entrada en el reino del cielo es la finalización de la salvación. Miles ya han experimentado la segunda venida de Cristo que es revelada en el interior como está registrado en las escrituras

Con respecto a su regreso para establecer su reino, Jesús dijo en Mateo:

Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada persona según lo que haya hecho. Mateo 16:27


Les aseguro que algunos de los aquí presentes no sufrirán la muerte sin antes haber visto al Hijo del hombre llegar en su reino. Mateo 16:28
(Note que él lo enfatizó con las palabras les aseguro)



Sólo aquellos que son puros como él lo verán venir.




No te apartes ni a la izquierda ni a la derecha; aparta tu pie del mal.


Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. Juan 15:17

Es Importante Para Este Ministerio tu Comentario

http://2.bp.blogspot.com/_A26cIysUsfA/S7nXIZhh_II/AAAAAAAAAL4/OzKs5lA3qoE/S640/blog.jpg